Proyectos

Estudios

Infografías

Vídeos – Interiores

Varios

Proyectos

Estudios

Infografías


La Arquitectura Megalítica

La Biblia habla de la “creación” del hombre y
del resto de los seres vivos, hace aproximadamente 6,000 años

ARQUITECTURA

Tiene sus orígenes hace unos mil años, en unas sociedades agrícolas perfectamente organizadas que se extendieron por las costas atlánticas de Europa. Comenzaron a levantar estructuras de piedra destinadas a la celebración de ritos funerarios o de culto a los antepasados. Algunas de estas primeras comunidades agrícolas construyeron cámaras mortuorias comunes, que se convirtieron en el tipo más habitual de monumento megalítico en Europa. Muchas constaban de un corredor de entrada protegido por losas que se cubrían de piedras o de tierra y se denominaban túmulos.
La cámara sepulcral era, normalmente de planta circular, formada por grandes losas de piedra y rematada por una falsa bóveda.
Otra tipología sepulcral fue el dolmen, cuya estructura se basaba en dos piedras verticales rematadas por una tercera que se colocaba horizontalmente encima de ellas. Repite la estructura de corredor, pero no tiene cámara funeraria.
Una de las figuras básicas de la tipología megalítica fueron los menhires, que eran rocas hincadas en el suelo y que suelen asociarse a sepulcros megalíticos colectivos. La región de Bretaña, en el oeste de Francia, es el lugar de Europa con mayor concentración de megalitos. Concretamente en Carnac, cerca de tres mil menhires, de entre noventa centímetros y cinco metros y medio de altura, se alinean formando avenidas de hasta seis kilómetros de piedras paralelas.
Otra disposición que pueden adoptar los conjuntos de menhires es la forma circular: los denominados cromlechs. Un magnífico ejemplo lo tenemos en el yacimiento de Stonehenge, situado al sur de Reino Unido cuya parte más antigua data de hace unos cinco mil años. La estructura de este monumento comprende cinco zonas: la parte exterior la forma un círculo de treinta monolitos de piedra arenisca de unos nueve metros y cincuenta toneladas cada uno. Cada monolito sustenta los extremos de dos dinteles de piedra trabajados para adquirir la forma circular. El siguiente recinto es otro circular, concéntrico al anterior, donde se emplearon monolitos de arenisca gris y de menor tamaño. El siguiente recinto, datado ya hacia el 1500 a. C., lo componen cinco trilitos, estructuras independientes formadas por dos monolitos verticales y un dintel horizontal, situados en forma de herradura. En el interior hay otro recinto dispuesto en forma de herradura, que está compuesto por losas de areniscas gris, que enmarcan el último recinto, una gran piedra que se conoce con el nombre de altar, pese a que se desconoce su función. Cerrando todo este conjunto se excavó u foso circular de noventa y ocho metros de diámetro, seis metros de ancho y dos metros de profundidad. Dos piedras llamadas heel stones o piedras talón se situaban entre el foso y el recinto interior. Muchas son las teorías sobre cuál era la función de este elemento. SU orientación hacia la salida del sol durante el verano define un espacio perfectamente organizado para el culto solar o ritos de carácter colectivo. El descubrimiento de restos humanos también ha llevado a pensar que estaba destinado a la celebración de ritos funerarios.

0:21 - Posted by Pujades Arquitectura

Comments are closed.